lunes, 24 de noviembre de 2014   
  Buscar  
 
www.nazmadrid.org
 Quiénes Somos    

"Somos una comunidad cristiana que trabaja para que nuestra sociedad sea alcanzada con el evangelio de Cristo, para servir a los necesitados y hacer discípulos a la imagen de Jesús."

Declaración de Misión de la Iglesia del Nazareno de Madrid

Durante un servicioLa Iglesia del Nazareno de Madrid es una iglesia evangélica. Somos personas que hemos tenido un encuentro personal con Jesucristo y que queremos influenciar de manera positiva nuestra sociedad. Nos reunimos en la c/ Pelícano, 26 de Madrid, en el Barrio de Carabanchel. Allí adoramos a Dios y estudiamos su Palabra (La Biblia). Si quieres visitarnos y conocernos, estaremos encantados de recibirte. Y recuerda: Estamos para servirte.

Para saber más de la Iglesia del Nazareno puedes leer el resumen histórico que sigue a continuación y también puedes leer los articulos base de nuestra fe.

Dios te bendiga

   
 Imprimir   
 Historia    

Breve Declaración Histórica

La cristiandad histórica y la herencia wesleyana de santidad

 

Una fe santa.

 

Desde sus principios, la Iglesia del Nazareno ha confesado que es una rama de la iglesia “santa, universal y apostólica” y ha procurado ser fiel a ella. Considera como si fuera suya la historia del pueblo de Dios preservada en el Antiguo y Nuevo Testamentos, y esa misma historia tal como se ha extendido desde los días de los apóstoles hasta los nuestros. Considerándolo como su propio pueblo, la iglesia abraza al pueblo de Dios a través de las edades, los redimidos por medio de Jesucristo, cualquiera que sea la expresión de la iglesia a que hayan pertenecido. Nuestra iglesia recibe los credos ecuménicos de los primeros cinco siglos cristianos como expresiones de su propia fe.

 

Si bien la Iglesia del Nazareno ha respondido a su llamamiento especial de proclamar la doctrina y experiencia de la entera santificación, ha tenido cuidado de retener y de nutrir la identificación con la iglesia histórica, mediante su predicación de la Palabra, su administración de los sacramentos, su insistencia en desarrollar y en mantener un ministerio verdaderamente apostólico en fe y práctica, y su compromiso de inculcar disciplinas para que sus adherentes sean como Cristo en su vida y en su servicio a otros.

 

El avivamiento wesleyano.

 

Esta fe cristiana ha sido mediada a los nazarenos a través de corrientes religiosas históricas, en particular por el avivamiento wesleyano del siglo XVIII. A principios de la década de 1730, surgió en Inglaterra el avivamiento evangélico más amplio, dirigido principalmente por Juan Wesley, su hermano Carlos y Jorge Whitefield, ministros de la Iglesia Anglicana.

 

La fase wesleyana del gran avivamiento se caracterizó por tres linderos teológicos: la regeneración por la gracia a través de la fe; la perfección cristiana, o santificación por la gracia a través de la fe; y el testimonio del Espíritu de la seguridad de la gracia. Una de las contribuciones distintivas de Juan Wesley fue su enseñanza sobre la entera santificación en esta vida, como provisión de la gracia de Dios para el cristiano. Los primeros esfuerzos misioneros del Metodismo Británico principiaron diseminando ese énfasis teológico por todo el mundo.

 

En 1867, los ministros metodistas John A. Wood, John Inskip y otros, empezaron en Vineland, New Jersey, el primero de una larga serie de cultos campestres nacionales. También organizaron en esa ocasión “The National Camp Meeting Association for the Promotion of Holiness” (Asociación Nacional de Cultos Campestres para Promover la Santidad), que llegó a ser conocida como “National Holiness Association” (que ahora es la Asociación Cristiana de Santidad).

 

Hasta los primeros años del siglo XX, esa organización auspició reuniones campestres de santidad por todos los Estados Unidos. También se organizaron asociaciones de santidad locales y regionales, así como un

grupo vigoroso de casas publicadoras que produjeron muchas revistas y libros. El testimonio de la santidad cristiana desempeñó funciones de diversas magnitudes en la fundación de la Iglesia Metodista Wesleyana (1843), la Iglesia Metodista Libre (1860), y, en Inglaterra, el Ejército de Salvación (1865). En la década de 1880 nacieron varias iglesias nuevas distintivamente de santidad, entre las que se cuentan la Iglesia de Dios (Anderson, Indiana) y la Iglesia de Dios (de Santidad). Otras tradiciones religiosas ya existentes también recibieron la influencia del movimiento de santidad, incluyendo a ciertos grupos de Menonitas, Hermanos y Amigos, que aceptaron la posición wesleyana de santidad sobre la entera santificación. La Iglesia de los Hermanos en Cristo y la Alianza Evangélica de los Amigos son ejemplos de esta amalgama de tradiciones espirituales.

 

La Iglesia del Nazareno.

 

En octubre de 1895, el reverendo Phineas F. Bresee, D.D., el Dr. Joseph P. Widney y otras 100 personas aproximadamente, entre quienes estaban Alice P. Baldwin, Leslie F. Gay, W. S. Knott y su esposa Lucy P. Knott, C. E. McKee y miembros de las familias Bresee y Widney, organizaron la Iglesia del Nazareno en Los Angeles, California. Desde el principio, vieron a esta iglesia como la primera de una denominación que predicaba la realidad de la entera santificación recibida mediante la fe en Jesucristo. Ellos sostuvieron que los cristianos santificados por fe deberían seguir el ejemplo de Cristo y predicar el evangelio a los pobres. Consideraron haber sido llamados especialmente para este trabajo. Ellos creyeron que la elegancia y ornamentación innecesarias en las casas de adoración no representaban el espíritu de Cristo, sino el espíritu del mundo y que su inversión de tiempo y dinero debería darse a ministerios a la semejanza de Cristo, para la salvación de almas y la ayuda para los necesitados. Organizaron la iglesia acorde con estos propósitos. Adoptaron reglas generales, una declaración de fe, una estructura basada en una superintendencia limitada, procedimientos para la consagración de diaconisas y la ordenación de presbíteros y un ritual. Todo ello fue publicado como un Manual a partir de 1898. Publicaban una revista que se llamaba The Nazarene, y después The Nazarene Messenger. La Iglesia del Nazareno se extendió principalmente a lo largo de la costa occidental del país y se formaron algunas congregaciones al este de las montañas Rocallosas, hasta el estado de Illinois.

 

El año de unión: 1907-1908.

 

La Asociación de Iglesias Pentecostales de América, la Iglesia del Nazareno y la Iglesia de Cristo de la Santidad llegaron a asociarse gracias a C. W. Ruth, que fungía como superintendente general asistente de la Iglesia del Nazareno, y quien había establecido amplias amistades en todo el movimiento wesleyano de santidad. Delegados de la Asociación de Iglesias Pentecostales de América y de la Iglesia del Nazareno sesionaron en una asamblea general en Chicago, del 10 al 17 de octubre de 1907. Los grupos que se estaban uniendo quedaron de acuerdo en un tipo de gobierno de la iglesia que equilibrara la necesidad de una superintendencia con la independencia de las congregaciones locales. Los superintendentes habían de auspiciar y dar atención a las iglesias ya establecidas, organizar y estimular la organización de iglesias en todo lugar, pero su autoridad no debía interferir con las acciones independientes de una iglesia plenamente organizada. Además, la Asamblea General adoptó un nombre para el cuerpo unido formado de ambas organizaciones: La Iglesia del Nazareno Pentecostal.

Phineas F. Bresee e Hiram F. Reynolds fueron elegidos superintendentes generales. En las sesiones de la asamblea estuvo presente una delegación de observadores de la Iglesia de Cristo de la Santidad, y participó en ella. Durante el siguiente año ocurrieron otras dos adiciones. En abril de 1908, P. F. Bresee organizó una congregación de la Iglesia del Nazareno Pentecostal en Peniel, Texas. Algunos de los miembros de esa iglesia eran dirigentes principales de la Asociación de Santidad de Texas, lo cual preparó el camino para que otros miembros se unieran. En septiembre, la Conferencia de Pennsylvania de la Iglesia Cristiana de la Santidad, después de recibir el permiso de su Conferencia General, decidió disolverse y, bajo la dirección de H. G. Trumbaur, se unió a la Iglesia del Nazareno Pentecostal.

La segunda Asamblea General de la Iglesia del Nazareno Pentecostal se reunió en sesión combinada con el Concilio General de la Iglesia de Cristo de la Santidad, del 8 al 14 de octubre de 1908, en Pilot Point, Texas. El año de unión terminó el martes 13 de octubre por la mañana, cuando el señor R. B. Mitchum propuso y C. W. Ruth secundó esta moción: “Que la unión de las dos iglesias sea consumada ahora”. Varios hablaron a favor de la moción. Phineas Bresee había estado tratando de lograr ese propósito. A las 10:40 a.m., en medio de gran entusiasmo, la asamblea aprobó la unión por voto unánime y poniéndose de pie.

 

La denominación cambia de nombre.

 

La Asamblea General de 1919, atendiendo a la petición de 35 asambleas de distrito, cambió oficialmente el nombre a Iglesia del Nazareno debido al nuevo significado que se le daba a la palabra “pentecostal”.

 

Hacia una iglesia mundial.

 

La Iglesia del Nazareno tuvo dimensiones internacionales desde su nacimiento. Para el tiempo de la asamblea de unión de 1908, los nazarenos estaban sirviendo y dando testimonio no sólo en los Estados Unidos, sino también en México, las islas de Cabo Verde, India, Japón y Sudáfrica, países a los que ya habían enviado misioneros — como testimonio viviente del impacto del movimiento misionero del siglo XIX en los cuerpos religiosos que formaron lo que ahora es la Iglesia del Nazareno. La Asociación de Iglesias Pentecostales de América inició la expansión a nuevas áreas del mundo, comenzando en Asia en 1898. La Misión Pentecostal estaba trabajando en América Central para el año 1900, en el Caribe en 1902 y en América del Sur en 1909. En África, los nazarenos que estaban activos allí en 1907, fueron reconocidos más tarde como misioneros denominacionales. La expansión subsecuente en la región Australia-Pacífico del Sur empezó en 1945, y en el continente europeo en 1948. En estos casos, la Iglesia del Nazareno entró al identificarse con ministros de esos países que ya predicaban y enseñaban el mensaje wesleyano de santidad: A. A. E. Berg en Australia y Alfredo del Rosso en Italia.

En el desarrollo de un ministerio mundial, la Iglesia del Nazareno ha dependido históricamente de la energía de obreros de los respectivos países, los cuales han compartido con los misioneros las tareas de predicar y enseñar el mensaje de gracia. Miles de ministros y obreros laicos han contextualizado a la Iglesia del Nazareno en sus respectivas culturas, contribuyendo así al mosaico de identidades nacionales que forman nuestra comunión internacional.

 

Características de ministerio internacional.

 

Históricamente, el ministerio nazareno mundial se ha concentrado en evangelismo, ministerios de compasión y educación.

Fuera de los Estados Unidos y Canadá, los nazarenos hemos establecido escuelas de educación primaria y de preparación de ministros. Contamos con seminarios de posgrado en las Filipinas y en los Estados Unidos; instituciones de artes liberales en África, Corea y los Estados Unidos; un colegio universitario en Japón; dos escuelas de enfermería en la India y Papúa Nueva Guinea; y más de 40 instituciones bíblico/teológicas en todo el mundo.

La iglesia ha prosperado conforme se han ido desarrollando estos componentes de su misión. En 2001 la Iglesia del Nazareno tenía una feligresía internacional de 1’390,306 distribuida en más de 12,600 congregaciones. Como resultado de este desarrollo histórico, la denominación está hoy en posición, con una agenda inconclusa, de pasar de “una presencia internacional” a “una comunidad internacional” de fe.

El reconocimiento de ello llevó a la Asamblea General de 1976 a autorizar la creación de una Comisión de Internacionalización, cuyo informe a la Asamblea General de 1980 llevó a la creación de un sistema de áreas de regiones mundiales. El número y los límites de las regiones mundiales originales han cambiado desde entonces. Las que tenemos al presente son: la Región de África, la Región de Asia-Pacífico, la Región de Canadá, la Región del Caribe, la Región de Eurasia, la Región de México-América Central, la Región de Sudamérica, y ocho regiones en los Estados Unidos.*

 

 

 

 

 

*Para conocer más de la historia de la Iglesia del Nazareno, véase La historia de los nazarenos, t. 1, por Timothy Smith (s.f.); Called unto Holiness: The Second 25 Years, t. 2, por W. T. Purkiser (1983); y Mission to the World, por J. Fred Parker (1988).

   
 Imprimir   
DotNetNuke® is copyright 2002-2014 by DotNetNuke Corporation